Los ingenieros industriales ante la crisis del COVID-19