La inteligencia humana, tras el potencial de las nuevas tecnologías en el sector del agua

Las innovaciones tecnológicas disruptivas fueron, en su inicio, de bajas prestaciones y dirigidas a aquellos consumidores con menos necesidades. Pero la exigencia del propio ser humano ha provocado una nueva revolución industrial (ya conocida como la industria 4.0) donde la digitalización ha transformado casi la totalidad del engranaje de las compañías que quieren adaptarse a los nuevos tiempos.

Hablamos de las nuevas tecnologías como si fueran algo que ha aparecido de la nada. Y nada más lejos de la realidad, es la inteligencia humana la que las creó. Nosotros mismos hemos hecho que su irrupción no solo haya cambiado nuestra forma de vida, sino también la forma en la que nos relacionamos y comunicamos. Con ellas, hemos abierto un abanico de posibilidades en un mundo en el que los usuarios de cualquier sector son cada vez más exigentes con los servicios que perciben, sobre todo si se trata de un derecho humano como es el acceso al agua y al saneamiento.

A través de esta transformación digital, las empresas y los tomadores de decisiones buscan romper las fronteras geográficas, mejorar la comunicación a todos los niveles y la automatización de sus procesos, con el fin de maximizar la eficiencia y minimizar los costes. No obstante, el error habitual en este proceso de cambio es asociar dicha transformación digital con algo puramente tecnológico. No debemos olvidar que este proceso complejo de evolución es mucho más que eso y que el ser humano es el único responsable.

Se trata de buscar y evaluar, a todos los niveles de gestión del agua, las diferentes oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías y que antes no existían, pero también los riesgos que las acompañan. Es, por tanto, responsabilidad de los principales actores del sector del agua trazar el camino a seguir en esta transformación sin precedentes y llena de incertidumbres teniendo en cuenta que ser humano y máquina son, al mismo tiempo, dos cosas diferentes y uno solo. ¿A qué nuevas tecnologías estamos más conectados?

Leer más

Fuente: iAgua

Sé el primero en comentar en «La inteligencia humana, tras el potencial de las nuevas tecnologías en el sector del agua»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*