Digitalización de la Cadena de Suministro, transformación muy necesaria

Hábitos de compra del consumidor actual y dinámicas del mercado están forzando a las empresas a introducir cambios sustanciales

Los hábitos de compra del consumidor actual y las dinámicas del propio mercado están forzando a las empresas a introducir cambios sustanciales en sus cadenas de suministro, pues los modelos tradicionales de gestión muestran claras deficiencias para garantizar la experiencia de compra del cliente omnicanal. En este artículo, Pank Bedaux, socio y líder de la práctica global de Gran Consumo de Miebach Consulting, reflexiona sobre cómo ha evolucionado la Cadena de Suministro y sobre cómo deben abordarse los retos de digitalización que todavía están pendientes.

Hoy en día el consumidor es cada vez más escéptico en cuanto a los canales de distribución, no reconoce la diferencia entre los mismos y espera obtener una experiencia de compra óptima en cualquiera de ellos: para él, todo es un mismo canal que combina tiendas físicas con portales de compra online, acudiendo a uno u otro según su conveniencia en el momento de la compra. Asimismo, exige saber dónde se encuentra en cada momento el producto que ha comprado por internet, recibirlo rápida y cómodamente y poderlo devolver con facilidad y sin tener que pagar por ello. No solo el consumidor se muestra indiferente con respecto al canal, también las fronteras se difuminan para los fabricantes, que hoy en día ya están conectando directamente con los compradores en lugar de utilizar sus canales minoristas tradicionales (D2C, Direct-to-Consumer).

Esta omnicanalidad requiere una gestión del transporte y de las entregas en tiempo real que es imposible de gestionar sin las herramientas digitales adecuadas. La información debe fluir de forma inmediata y todos los pasos deben ser visibles y trazables para que puedan tomarse decisiones de suministro en base a algoritmos complejos. En otras palabras: la funcionalidad primaria de la cadena de suministros (entregar a tiempo, de forma completa y a coste mínimo) ya no constituye un servicio suficiente y debe complementarse con la agilidad, la visibilidad y la trazabilidad que el cliente está demandando.

Cabe destacar que el hecho de que en los últimos años se haya escrito mucho sobre el tema de la transformación digital de las empresas no significa, ni mucho menos, que antes no se haya estado aplicando cierto nivel de tecnología a los procesos. En algunos casos se ha dado una auténtica revolución tecnológica, pero en muchos otros no se parte desde cero, sino que se está produciendo una transformación evolutiva. La inclusión de algún robot en el almacén o el uso del ERP para intentar generar visibilidad son ejemplos de elementos tecnológicos integrados a la logística que pueden encontrarse con relativa frecuencia desde hace tiempo. Pero actualmente cuando hablamos de digitalización de la cadena de suministro nos referimos a la eliminación de las tareas manuales que quedaban para tener una cadena digital “end to end”: el albarán impreso, la introducción manual de pedidos, las tareas manuales en los almacenes, las llamadas para avisar de incidencias, etc.

Leer más

Fuente: Nexolog

Sé el primero en comentar en «Digitalización de la Cadena de Suministro, transformación muy necesaria»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*