Impresión 3D aplicada a la medicina: beneficios, aplicaciones y panorama

La tecnología de impresión tridimensional (3D), desarrollada originalmente en la década de 1980, se utilizó en gran medida en la industria manufacturera, hasta que más recientemente, los médicos e investigadores han aprovechado su potencial, dando origen a un campo en rápida expansión en medicina.

Una de las ventajas de la impresión 3D es el uso de la fabricación aditiva, donde las capas consecutivas de cortes bidimensionales (2D) se combinan para formar un objeto 3D. Esto permite la traducción de diseños intrincados y complejos utilizando una variedad de materiales que incluyen plástico, metal, cera, caucho y biomaterial.

Tecnología integrada a la medicina

La impresión 3D también permite que los modelos sean personalizados a un costo relativamente bajo, sin la necesidad de crear los encarecidos moldes.

La tecnología permite la creación rápida de prototipos a partir de varias modalidades de imágenes, lo que le otorga un potencial prometedor en la era de la medicina personalizada para la planificación de tratamientos, particularmente en enfermedades vasculares donde la anatomía puede ser especialmente compleja.

Leer más

Fuente: TekCrispy


Sé el primero en comentar en «Impresión 3D aplicada a la medicina: beneficios, aplicaciones y panorama»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*