Digitalización en construcción: una asignatura pendiente

No solo es incorporar tecnología, también es un cambio cultural

Sí. Es una realidad. En España la construcción continúa como asignatura pendiente. De nada sirve que unos apuesten por la reconversión y usen la tecnología como pilar de sus negocios si no conseguimos que todos vayamos en la misma dirección. Que este sector sea uno de los más atrasados en materia de digitalización no nos pilla por sorpresa a todos los que formamos parte del mercado. De hecho, el último Barómetro sobre la Madurez Digital en España publicado por Divisadero –propiedad del grupo Merkle– ha decidido incorporar, por primera vez, al sector de la construcción en su análisis, al que define “como un entusiasta digital pero aun con ciertas salvedades”. De hecho, según este mismo estudio, la construcción es el segundo sector de toda España “que más valora la transformación digital como palanca de cambio.” A pesar de este entusiasmo, la realidad, como todos sabemos, es bien distinta.

La construcción aúna todos los requisitos necesarios para ser un sector líder en el ámbito de la digitalización, pero su media de madurez digital está en un 32% por debajo de la media de España. No todos los sectores han visto la necesidad de digitalizarse con la misma premura, pero al menos resulta alentador que ya se haya comenzado a dar los pasos necesarios para avanzar en materia digital en el robusto mundo de la construcción y que haya comenzado a formar parte de la agenda de la mayoría de las compañías y de los principales actores del mercado.

Según el informe Global Construction & Engineering Survey, elaborado por EY, los directivos del entorno constructivo son conscientes de la necesaria renovación y transformación del sector, pero aún no se han puesto en marcha medidas concretas para acometerla. La reciente incorporación de sistemas de construcción industrializada, la integración de la metodología BIM (por sus siglas en inglés, Building Information Modelling) o la introducción de sistemas propios que permiten automatizar procesos son algunos de los hitos que han permitido introducir la construcción en la rueda digital. Sin embargo, la digitalización va mucho más allá. No hay que entenderla como una mera conversión de los procesos, sino como la necesidad de incluir ciertos elementos nuevos en el propio ADN de nuestra compañía para anticiparnos y liderar un sector que aún tiene mucho por hacer.

Leer más

Fuente: Cinco Días

Sé el primero en comentar en «Digitalización en construcción: una asignatura pendiente»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*