Digitalización en la industria alimentaria

La trazabilidad y la codificación, elementos determinantes en la eficiencia de las cadenas de suministro La eficiencia de la cadena de suministro de la industria de alimentos y bebidas (Food&Beverage, F&B por sus siglas en inglés) es un factor crítico tanto para las empresas como para los consumidores, quienes necesitan tener la seguridad de que aquello que consumen coincide con lo que indica la etiqueta y de que el producto no presenta riesgos para la salud a corto o largo plazo.

La seguridad es, pues, una cuestión de importancia capital para esta industria y, de hecho, se está desarrollando una tendencia en la que los consumidores exigen cada vez más información sobre las materias primas y la sostenibilidad de los procesos de producción de los alimentos y las bebidas, una concienciación espoleada por los medios de comunicación.

En este sentido, las empresas del sector deben gestionar la trazabilidad y el etiquetaje de sus productos tanto en sus fábricas como a través de los procesos ascendentes y descendentes de la cadena de suministro, por lo que se están implementando nuevas tecnologías enfocadas a gestionar la información de los productos (PIM, por sus siglas en inglés), a serializar los envases de alimentos -por ejemplo, mediante la asignación y el seguimiento de un número de serie único para cada lote o artículo-, y a automatizar el etiquetaje. En definitiva, los procesos de la cadena de suministro se están digitalizando.

La gestión de la información de los productos se erige, hoy, como un sistema de referencia que centraliza todos los datos del producto final, poniéndolos a disposición de todos los agentes interesados tanto interna como externamente, desde las plataformas de comercio online como las tiendas. Tales sistemas tienen la capacidad de mantenerse informados y cumplen con el estándar global GS1, que codifica la información de la industria de la alimentación y la bebida relativa a códigos de productos, ingredientes, aditivos, composición, alérgenos, etc; asegurando que los bienes de consumo alimentario sean trazables y rastreables a través de toda la cadena de suministro y garantizando la capacidad de estandarizarlos, centralizarlos y distribuirlos con total seguridad.

Por otro lado, la serialización puede ayudar a las empresas de este sector a predecir y gestionar la futura demanda de los consumidores, simulando y modelando la cadena de suministro con mayor precisión y generando escenarios hipotéticos mediante soluciones inteligentes que funcionan en tiempo real. Además, la serialización también acelera enormemente la capacidad de una organización a la hora de responder a un producto defectuoso, minimizando daños y desperdicio. Por ejemplo, con sólo pulsar un botón, un fabricante puede determinar inmediatamente el lote de producción al que éste está asociado y en qué palet se encuentra.

Leer más

Fuente: Interempresas

Sé el primero en comentar en «Digitalización en la industria alimentaria»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*