Invernaderos conectados: IoT también mejorará la agricultura

En 2050, en la Tierra seremos 9.000 millones de personas. Por ello, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) calcula que la producción de alimentos deberá incrementarse en un 60%.

Nos encontramos ante un doble desafío: aumentar los rendimientos del campo y hacerlo en un planeta en el que los recursos naturales ya están sobreexplotados. ¿Cómo conseguirlo? Internet de las cosas puede ayudarnos.

La inversión en las llamadas AgTechs (tecnologías agrícolas) fue, en 2017, de 10.000 millones de dólares en todo el mundo. Y es que la agricultura es el segundo sector en el que más crece el uso de objetos conectados, solo por detrás de la industria.

Las ventajas de aplicar la tecnología a la agricultura

Automatizar los sistemas de fertilización ha permitido controlar la composición, conductividad y acidez del abono que se suministra a cada planta. Su implantación supuso un aumento de la calidad y la cantidad en la producción.

En la agricultura de precisión, en la que es clave la orientación estratégica de los cultivos, el uso de sensores permite conocer el estado de estos en tiempo real. Estos sensores pueden conectarse vía M2M (máquina a máquina), un sistema de baja velocidad con protocolos más económicos, sencillos y eficientes.

Leer más

Fuente: Blog Orange

Sé el primero en comentar en «Invernaderos conectados: IoT también mejorará la agricultura»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*