Muchos jóvenes y problemas reales: el futuro de la IA está en África

La comunidad de inteligencia artificial en el continente ha florecido y varios gigantes ya tienen sedes allí. Intentan aplicar la tecnología para solucionar los retos fundamentales a los que se enfrenta su población y enseñar a sus jóvenes para que se conviertan en la próxima generación de profesionales del sector

Sentada en la recepción de un hotel en Tánger (Marruecos) la ejecutiva Charity Wayua se ríe mientras relata su viaje a la ciudad para asistir a una conferencia sobre tecnología e innovación. Empezó en Nairobi (Kenia) donde dirige uno de los dos centros de investigación de IBM en África, pero tuvo que volar muy lejos para hacer una escala en Dubái (Emiratos Árabes Unidos), de ahí voló a Casablanca y luego tardó tres horas y media en coche para llegar a Tánger. Lo que hubiera sido un vuelo directo de siete a ocho horas se convirtió una odisea de casi un día. Pero asegura que esto no es nada raro.

Los problemas de desplazamiento en la región no son lo único que dificulta la situación a los investigadores de África. Dado que cuesta salir fuera de la región, a menudo se pierden los debates internacionales. Aunque estos problemas afectan a todos los campos científicos, parecen tener más peso en el área de la inteligencia artificial (IA). Dado que la innovación avanza tan deprisa, un investigador podría quedarse atrás por faltar repetidamente a conferencias por problemas de visados, algo que ha hecho difícil que los científicos africanos asistan a algunos de los eventos de IA más importantes del mundo en Estados Unidos y Canadá.

A pesar de eso, la comunidad africana de la IA ha florecido en los últimos años. En 2013, un grupo local de investigadores y profesionales de la industria lanzó Data Science Africa, un taller anual para compartir recursos e ideas. En 2017, otro grupo formó la organización Deep Learning Indaba, que ya está presente en 27 de los 54 países del continente. Cursos universitarios y otros programas educativos dedicados a la enseñanza del aprendizaje automático han ido apareciendo como respuesta a la creciente demanda.

La comunidad internacional también ha tomado nota de eso. A finales de 2013, IBM Research abrió su primera oficina en África en Nairobi; luego inauguró otra en Johannesburgo (Sudáfrica) en 2016. A principios de este año, Google lanzó un nuevo laboratorio de inteligencia artificial en Accra (Ghana), y el próximo año, ICLR, una importante conferencia de investigación de IA, celebrará su encuentro en Addis Abeba (Etiopía).

Leer más

Sé el primero en comentar en «Muchos jóvenes y problemas reales: el futuro de la IA está en África»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*