La Industria 4.0 abre la automatización a los almacenes pequeños

Las tecnologías de la Industria 4.0, como IoT, Big Data, Inteligencia Artificial, robótica colaborativa… son una oportunidad para que las pequeñas empresas no pierdan el tren de la automatización, frente a los sistemas tradicionales solo al alcance de las empresas con capacidad de inversión, las nuevas tecnologías abren la puerta a la automatización incluso a almacenes pequeños. El autor nos da cinco razones por las que las Pymes no se pueden quedar atrás.

Mucho se ha comentado sobre el impacto que tendrá la industria 4.0 en el almacenamiento y la distribución, y por qué las empresas deberían acogerse a esta cuarta revolución industrial. Seguramente, al propietario o gestor de un pequeño almacén le surgen dudas relacionadas con los beneficios de la Industria 4.0 y si algunas inversiones son solo adecuadas para grandes empresas.

En Swisslog, creemos firmemente que muchos de los beneficios de la industria 4.0 se extenderán a las pequeñas empresas y con este artículo queremos explicar nuestras razones. Situados en contexto, definimos la industria 4.0 en un sentido muy amplio, que incluye conceptos como el Internet de las cosas, el Big Data, Inteligencia Artificial, aprendizaje automático» y, por supuesto, la robótica colaborativa.

El verdadero Plug & Play, combinando IoT e IA

El principal problema con los tradicionales sistemas de gestión automatizados ha venido de la significativa cantidad de trabajo específico de ingeniería, requerido para la implementación de los sistemas y la codificación del control y del software.

Por ejemplo, los transportadores requieren a menudo un código PLC específico para optimizar el comportamiento en términos de la prioridad de administrar un almacén en un punto único, para obtener el máximo rendimiento. Estas “reglas de tráfico” son diferentes para cada diseño de los sistemas y también dependen de las necesidades individuales del proceso.

Sin embargo, los costes de personalización, instalación y puesta en servicio de un sistema no tienen una relación lineal con sus dimensiones. Por ello, si bien este sobre esfuerzo puede ser manejable en sistemas grandes, encontramos que en los sistemas más pequeños pueden representar hasta el 40% de la solución total. Un dato que ha alejado por prohibitiva la inversión en sistemas para la gestión de pequeños movimientos.

Aunque, si combinamos los principios del Internet de las cosas con la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, este problema se puede mitigar. Imaginemos que simplemente se colocan los elementos transportadores (o cualquier otro equipo automático) en el suelo y cada elemento se identifica automáticamente con todos los demás al conectarse con sus vecinos. De esta manera, el sistema puede “mapear” e intuir la lógica de la operación intrínseca.

Paralelamente, aplicando el análisis del Big Data al sistema actual que todavía es manual, lo que se tendrá ya de partida el entendimiento de los procesos del almacén de forma automática. Esto permite establecer una primera lógica, básica, para la ejecución del nuevo sistema automatizado. Una vez que se ubican y se usan los sistemas automatizados, el aprendizaje automático determinará rápidamente cómo usar mejor el nuevo sistema y se establecerán las reglas de tráfico correctas para que coincidan con el diseño del sistema y con los procesos del usuario de la instalación.

Todo esto significa que la codificación específica de los controles y el software ya no será necesaria y los costos generales se reducirán significativamente a un nivel donde la automatización se podrá aplicar incluso para operaciones pequeñas.

Leer más

Fuente: Interempresas

Sé el primero en comentar en «La Industria 4.0 abre la automatización a los almacenes pequeños»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*