La era digital del sector alimentario

sector alimentario
sector alimentario

El sector alimentario es probablemente uno de los sectores que más tecnología ha necesitado y ha aplicado a lo largo de la historia. Con el crecimiento de la población las innovaciones han sido necesarias para satisfacer sus necesidades de una forma que no se podría conseguir respetando el proceso natural de la producción de alimentos. En la actualidad, gracias a las nuevas tecnologías, la oferta alimentaria es variada, podemos acceder a una gran cantidad de alimentos y comer incluso los que están fuera de temporada.  Esto es gracias a la tecnificación, en lo que este sector destaca, que no es lo mismo que la digitalización.

Mientras que la tecnificación es muy avanzada, la industria alimentaria en España tiene aun mucho que hacer en cuanto a digitalización, encontrándose solo al principio de su era digital donde los principales avances se aprecian sobre todo a nivel de distribución.  Según Luis Pérez Ballesteros, responsable de Consumer Products en IBM España, “España es una potencia mundial en la producción de aceite de oliva, vino o cítricos, pero faltan compañías líderes e innovadoras que acompañen a estos productores».

Tecnoaliméntate

Ante esta necesidad y la creciente expansión en todos los ámbitos de la Nueva Industria, la digitalización y las nuevas tecnologías, las empresas alimentarias españolas  han comenzado a establecer proyectos globales de transformación digital en el core de su negocio con los siguientes objetivos principales: agilizar la producción y la distribución, mejorar la calidad y alcanzar una mayor eficiencia energética y sostenibilidad. Esto no puede ser de otra manera en un sector que “aporta al PIB un 11%; exporta por valor de más de 26.000 millones de euros; factura 95.000 millones de euros y da empleo a más de 470.000 personas” (Expansión, 2017).

Uno de los pilares actuales para la transformación de este sector es la implementación de un software inteligente y la interconexión entre dispositivos y/o maquinarias. Esto permite un mayor control del proceso productivo, que se puede controlar de forma remota, además de la recopilación de una cantidad importante de información. Consiguiendo así que se detecten errores, se desarrollen soluciones, se reduzcan tiempos y costes  y se obtengan productos de mayor calidad en menos tiempo.

El manejo ágil de información o Big Data, no solo está mejoran los procesos productivos, sino también la distribución y el servicio. Por ejemplo, Mercadona puede conocer donde se venden más y menos alimentos frescos, de manera que  puede reducir exceso de stock en esos puntos e impedir desperdicio de alimentos. Amazon gestiona la compra de sus clientes después  de recoger información sobre los productos que estos usan con más o menos frecuencia. Otras como Tetra Pak, pueden conocer el uso que se ha dado de sus envases y en qué parte del supermercado puede encontrarlos el consumidor.

Por otro lado, la implicación de robots en los procesos también está cambiando este sector. En cuanto a su papel en las fábricas, agilizan la producción con la realización de las tareas más automatizadas, controlan la temperatura y otras condiciones ambientales y reducen el riesgo de bacterias por manipulación humana, entre otras cosas. También podemos observar su implantación en los  procesos agrícola donde ya realizan actividades como la fumigación.

Tendencias 4.0 para el 2018

Pero la digitalización de esta industria no termina aquí, otras innovaciones, como la impresión 3D se siguen planteando y desarrollando en la actualidad con un prometedor futuro por delante. En el caso de este último ejemplo, ya es posible imprimir algunos alimentos.

De lo que no cabe la menor duda, es que el futuro de las empresas de este campo de actividad está en invertir fuertemente en innovaciones, digitalización, formación de talento digital y desarrollo de fábricas inteligentes. Uno de los primeros en identificar esta necesidad y apostar por ella, fue el Grupo Campofrío con el desarrollo de su primera fábrica inteligente “Nueva Bureba” en 2014, que permite conectar máquinas,  sensores y personas en tiempo real. Una fábrica que, según el chief information officer de Grupo Campofrío, es la más avanzada de Europa en cuanto a procesamiento de alimentos y que permite a la empresa seguir innovando, mantener unos precios competitivos y reducir tiempos y costes.

Sé el primero en comentar en «La era digital del sector alimentario»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*