El calzado, sector puntero en la Industria 4.0

Hoy ponemos el foco en un sector específico, el sector del calzado. Este sector es uno de los que más rápido ha evolucionado en el panorama de la Nueva Industria con la incorporación constante de nuevas tecnologías en su sus fábricas y en la propia creación de sus productos, así como con la digitalización de sus procesos.

Actualmente este impulso lo están liderando las grandes empresas del sector, en concreto las de calzado deportivo. Sin embargo, esta es una revolución que no ha hecho más que empezar y que se extenderá a todas las pymes con el objetivo común de ganar eficiencia y rapidez y aumentar la rentabilidad.

Desde la fase de diseño, los diseñadores de las grandes compañías como Adidas o Nike han incorporado realidad virtual y aumentada para el desarrollo de sus productos. Donde todo está conectado entre las diferentes áreas de la empresa para una mayor eficiencia.

Por el lado de la fabricación, las empresas de este sector incorporan cada día tecnologías más innovadoras y punteras que aporten valor añadido al producto. La impresión 3D es una de las tecnologías de la Industria 4.0 que más impacto tiene  en el sector.  Esta técnica se convertirá en un básico de las empresas de calzado en un periodo de 15 a 20 años según la Asociación Americana de Distribuidores y Retailers del Calzado (FDRA).

Otra tecnología interesante que aplican estas empresas es la conectividad  a través del  Internet de las Cosas. Con esto consiguen la conexión entre las zapatillas y otros dispositivos, como es el caso de las Iofit Starter de Under Armour. Un zapato de golf que analiza la táctica del jugador a través de sus pies y lo envía a su móvil a través de una app de la compañía, identificando, por ejemplo, puntos de error de la pisada o malos movimientos.

La incorporación de estas nuevas tecnologías a las empresas suele surgir de fuertes alianzas con negocios tecnológicos especializados en smart clothing. Este es el caso de  Reebook, New Balance, la marca china Peak o Adidas. Este último abrió el año pasado su primera Speedfactory en Alemania, un modelo de fábrica inteligente e integrada.

En el caso concreto de España, desde Alicante, meca del sector del calzado en el país, también se suben al carro de la Industria 4.0 como valor añadido para las empresas. Marián Cano, presidenta de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (AVECAL), afirma que “el mundo de la digitalización ha entrado de lleno en nuestro sector y las empresas que deseen continuar siendo competitivas deberán adaptarse al nuevo modelo de industria que tenemos ante nosotros, y en el que la implantación del uso de la tecnología digital será clave para avanzar empresarialmente”.

El ejemplo español podría ser Tempe, proveedor de calzado de Inditex, que con la revolución tecnológica de sus procesos productivos ha aumentando considerablemente su eficiencia, productividad y competitividad. Por otro lado, la compañía balear Camper, ya cuenta en sus instalaciones con impresoras 3D entre otras técnicas innovadoras.

Esta Nueva Industria creciente en el sector del calzado no solo ha llegado a la automatización de los procesos productivos o la implantación de nuevas tecnologías, sino que también busca el valor añadido para sus productos a través del valor de los datos.

El escenario actual de la industria del calzado está centrado en cómo gestionar los datos que arrojan la maquinaria y las nuevas tecnologías. Unos datos que leídos y analizados, ayudarían a mejorar los procesos de fabricación y la  rentabilidad.

La interconectividad existente en las nuevas smart factories conecta a productos, maquinaria y profesionales de forma que compartan información que permita conocer el estado de las diferentes fases de producción, los fallos, las necesidades de material, los picos de producción, etc. Esto aporta al proceso rapidez de decisión y producción.

Esta monitorización de los procesos de las cadenas de producción favorece al Big Data. Las empresas tienen acceso a información que les permite mejorar en sus técnicas productivas, realizar un mantenimiento preventivo y controlar la capacidad productiva de su fábrica.

El Big Data también permite a los negocios de calzado conocer el comportamiento de sus consumidores, sus gustos, sus cambios y las tendencias que siguen. Esto facilita dibujar una predicción de la demanda que da lugar a lo que se conocer como stock inteligente. Esto no es más que un stock basado en la demanda existente que deja atrás la situación anterior de grandes stocks sin rentabilidad.

La recopilación de datos permite a las empresas de calzado producir según la demanda stocks más reducidos,  personalizados y más variados que atraen a un mayor número de consumidores.

Por último, el avance de este sector dentro de la Industria 4.0 también llega a la experiencia de compra del usuario y va más allá del comercio online. Este es el ejemplo de empresas como Nike, que en su tienda de Paris cuenta con un expositor interactivo donde el cliente se puede probar las zapatillas y vérsela en diferentes colores y modelos para facilitarle la elección. O el caso de Adidas, que desde su página web permite visitar sus establecimientos  en tres dimensiones llevando la experiencia de comprar a la casa de su cliente.

¿Qué podemos esperar en un futuro del sector del calzado? Expertos de la industria textil confirman que si las empresas han conseguido automatizar, digitalizar y monitorizar los procesos de manera que han ahorrado en dinero, recursos y tiempo haciendo llegar al consumidor el producto en cuestión de días. El futuro puede significar que lo consigan en cuestión de horas o minutos en el mismo lugar de venta.

Fuentes: elmundo.es, ticnegocios.camaravalencia.com, aquienelche.com

Sé el primero en comentar en «El calzado, sector puntero en la Industria 4.0»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*