Medicina, nuevas tendencias

Uno de los sectores que mayor revolución tecnológica vive constantemente es la medicina. Los años de investigación sobre enfermedades y sobre los aparatos que ayudan a los médicos para el diagnóstico de las mismas y, por ende, la aplicación de los tratamientos tienen un impacto directo sobre los índices de supervivencia de la población.

Lentes de realidad virtual, impresoras en 3D, prótesis de última generación como los brazos biónicos… del estudio de todas estas técnicas se encarga la Ingienería biomédica.

La ingienería biomédica es, por tanto, un grado multidiciplinar que aúna otras ciencias como la física, las matemáticas, la electrónica, la programación, y el análisis de la información.

Los avances en esta disciplina, aunque es de reciente implantación en las universidades han permitido a los ingenieros crear, por ejemplo, válvulas para el corazón, avanzar en el estudio del genoma humano, profundizar en las estructuras de las proteínas y en el desarrollo de unidades de monitorización de pacientes.

Los logros alcanzados por esta industria son tan importantes para el ser humano que los conocimientos aportados por estos científicos han provocado un auténtico maremágnum en la medicina regenerativa. Esto es, todo aquello que está vinculado a los mecanismos moleculares que regulan el funcionamiento de las células madres.

Especialmente útiles son los instrumentos ideados para que las intervenciones quirúrgicas sean lo menos invasivas posibles o la facilidad de hacer llegar fármacos a lugares concretos del organismo. Os hablamos de la Nanotecnología cuyo padre fundador fue Richard Feynman.

La Nanotecnología aplicada a la medicina más conocida como la Nanomedicina ha sido de gran utilidad para la reparación de tejidos, la monitorización de pacientes (TAC y nuevas tecnologías aplicadas a la imagen), la aplicación de biosensores, tan necesarios, por ejemplo en pacientes insulinodependientes.

En España existen numerosos grupos de investigación en este campo y empresas creadas al albur del desarrollo de las nuevas tecnologías. Una de las sociedades con mayor renombre es la Red Española de Nanotecnología. Una red que potencia el intercambio de conocimiento en este campo con diversas instituciones y entidades públicas y privadas y la industria.

Por cierto, para los que estéis interesados, en su web anuncian que en marzo de 2018, del 13 al 15 de dicho mes, tendrá lugar la XV Edición de la Conferencia NanoSpain dentro del marco Imaginenano2018.

Animaros que siempre podéis aprender algo nuevo.

Gran prestigio es el que acumula el Centro de Investigación Biomédica en Red, Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina, que trabaja en proyectos tan interesantes en nanotecnología para avanzar en materias tan sensibles como el Cáncer, las enfermedades neurológicas o los implantes.

En definitiva las nuevas tecnologías, la investigación, la ciencia y la medicina hacen un tándem perfecto para que la industria 4.0 se cuele y deje su impronta en cada una de las nuevas tendencias clínicas. ¡Todo sea por nuestra salud!

 

Sé el primero en comentar en «Medicina, nuevas tendencias»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*